Equis , ye, zeta…

Equis lo único que pidió fue protegieran su identidad. Es una ex alcohólica que se autodenomina enferma progresiva, pues así se lo hizo saber un día el psiquiatra y la literatura que habla sobre drogas duras o porteras, de la cual se ha colmado tanto, que ya no habla sin usar los términos adecuados.

“Comencé, como todos los jóvenes a ir a fiestecitas, allí me brindaban un trago y lo aceptaba, me gustaba…Luego,  cuando matriculé en la Universidad me sentí más libre y como nunca me influyó en el rendimiento académico, no eché de ver y muchas veces llegaba ebria a mi dormitorio, -contó la entrevistada y continuó:

“Una vez que me gradué en la licenciatura de Física, dependía económicamente de mí. Contraje matrimonio y mi esposo, como casi todos los hombres, tomaba también. Después de las seis de la tarde comenzábamos a beber, casi todos los días, hasta la embriaguez. Ya no podía dejar de ingerir alcohol y me hice absolutamente dependiente de él.

“Al día siguiente amanecía con un sentimiento de culpa que no cabía en mi corazón, era entonces cuando comenzaba a reparar en lo que las personas podían decir o pensar, ya no quería esa vida para mí, porque mi bebé había nacido.

“El dinero alcanzaba poco, mi pequeño a veces me veía caminando en zic zac y se preguntaba qué pasaba, me requería…yo le dejaba ver que a él no le faltaban mis atenciones: la comida, el vestir, lo llevaba a la escuela…Hasta que dejé de beber y de fumar al mismo tiempo y terminé ingresada en el Hospital Psiquiátrico por depreseión severa.

“Un día alguien me habló de Alcohólicos Anónimos. Comenzamos a visitarlos mi esposo y yo. No fue fácil, pero desde hace unos tres años estamos en abstinencia –declara Equis y agregó: ¿Mi futuro? Mañana no existe, hoy puedo decir que sigo venciendo”.

Una vez a la semana su voz arrulla y advierte a un grupo de enfermos ingresados en el Hospital Psiquiátrico. Es una activista que llama la atención del mal a través de su propio testimonio y de las herramientas que ya tiene en sus manos para traer a muchos a la vida.

(Visitado 24 veces, 1 visitas hoy)

Damaris Zamora Escanell

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *