El embrión de la TV tunera

Aunque el telecentro Tunas Visión se fundó el 30 de diciembre de 1999, en un edificio del reparto Buena Vista, la historia de la televisión territorial debutó 30 almanaques antes, es decir, en 1969, cuando el periodista Ángel Luis Beltrán Calunga y el camarógrafo José Lobón Palau (Pepe), residentes en Puerto Padre, enviaron, en su flamante investidura de corresponsales acreditados en la comarca, su primer reporte para el canal Tele Rebelde, pionero de los telecentros del país, inaugurado en Santiago de Cuba el 22 de julio de 1968.

Tiempo después, Beltrán Calunga pasó a desempeñar el cargo diplomático de Agregado de Prensa en la Embajada de Cuba en Jamaica, y lo sustituyó en su puesto Alfonso Naranjo Rosabal, quien años después haría época como presentador de noticieros en la emisora provincial Radio Victoria. Por entonces ya Las Tunas tributaba sus informaciones para la holguinera Tele Cristal.

En 1983, el reportero Joel Lachataignerais Popa (Lacha)  se sumó al team como corresponsal jefe. Luego se incorporaron Isidro Rodríguez (luminotécnico y chofer, aún en activo) y Ramón Acosta (editor, ya jubilado). Formaron también parte de la plantilla, en diferentes momentos, los periodista Ubiquel Arévalo Morales (fallecido luego en un accidente de tránsito) y Rafaela Balanza, así como los camarógrafos Valentín Barrueta y Reymundo Betancourt. Durante un tiempo carecieron de local, hasta que el primero de septiembre de 1984 se inauguró la Corresponsalía de Televisión de Las Tunas, en el inmueble que hoy ocupa la sede territorial de la Unión de Historiadores de Cuba, en el bulevar de la calle Francisco Varona

Un fotógrafo anónimo captó el momento en que Nivaldo Herrera, por entonces presidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), cortó la cinta que dejó inaugurada la corresponsalía tunera casi frente a la popular cafetería Oquendo. A la derecha de Nivaldo aparece Joel Lachataignerais Popa, a la sazón corresponsal jefe de la dependencia informativa. Figura, en segundo plano un grupo de dirigentes del Partido y del Gobierno en el territorio.

Por cierto, El primer televisor debutó en territorio tunero en 1952, traído por los dueños de la antigua mueblería Orbay y Cerrato. Se trataba de un equipo marca RCA Víctor. Solo que por entonces las señales televisivas generadas en la capital cubana todavía no llegaban hasta acá, por lo cual el novedoso aparato no funcionó.

En 1954 los tuneros disfrutaron por fin de las primeras imágenes en la pantalla chica. Vinieron de la mano de Antonio Balmaseda, quien adquirió en La Habana un equipo Emerson y lo instaló en la sala de su casa, situada cerca del centro histórico citadino. Aquel hecho se convirtió en la sensación del vecindario, por lo que el buen hombre optó por abrir de par en par puertas y ventanas para compartir con la gente la novedad. Pionero de la introducción de la tele en Las Tunas, conservó como reliquias hasta el último día de su vida un buen número de piezas de aquellos tiempos fundacionales.

(Visitado 69 veces, 1 visitas hoy)

Juan Morales Agüero

Un pensamiento en “El embrión de la TV tunera

  1. Estoy muy contento delo que eramos y lo que somos…muchas felicidades para todos y sigan así.
    !Ah! Hay muchas cosas de este embrión que no se han dicho, como que algunos de sus integrantes participaron en el traslado a Cuba e Identificación de los caídos en Granada, por ejemplo, o que el equipo en Pleno fue el encargado de dejar testimonio gráfico de la inaguración por Fidel en Moa de la “Che Guevara”. Busquen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *