Díaz-Canel: La manera de generar contenidos será la base de la calidad de nuestra Radio y Televisión

Gestionar contenidos que sean cercanos a la cotidianidad de las audiencias, lo más parecido a Cuba y a sus gentes, es el principal reto al que se enfrenta el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) en el presente año, según los resultados del balance anual de la institución, debatido en reunión efectuada este sábado con la presencia del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el presidente del ICRT, Alfonso Noya Martínez entre otros miembros del Partido y de las distintas direcciones del Instituto.

Con la premisa que la Radio y la Televisión tienen que hacer mucho más por las audiencias, según la diversidad de opiniones en nuestro pueblo sobre este sistema de medios, estuvo centrado el balance anual que alertó del intenso trabajo que aun debe realizarse en la generación y gestión de los contenidos.

En este sentido, el presidente cubano expresó que al hablarse de contenido es necesario reconocer la existencia de un escenario mundial que constantemente está tratando de imponer la pseudo cultura y su estandarización. “Si nosotros mismos empezamos a ver como obsoleto lo nuestro, empezamos a renegar de nuestra identidad y daremos paso a toda esa colonización. Principalmente la función de la generación de contenidos es preservar y defender la identidad, si buscamos calidad en nuestra Radio y Televisión”, pronunció.

“Tenemos que seguir perfeccionando el trabajo que nos permita desarrollar un sistema comunicacional con integralidad”- dijo el mandatario quien además expresó que no debe existir un enfrentamiento entre lo multimedial y los medios tradicionales. “Lo primordial es hacer las cosas bien”.

“En la medida en que seamos capaces de lograr una interrelación con ese público y sus preferencias, entonces también vamos a perfeccionar los contenidos de nuestros medios tanto tradicionales como los que nos brindan las nuevas tecnologías.

“Creo que nadie se debe quedar detenido. Hoy un canal de televisión no debe quedarse en eso, ni una estación de radio, una revista…todos tienen que ir hacia la multimedialidad y tener una presencia importante en las redes sociales porque los jóvenes tienen códigos de comunicación audiovisuales y eso como mejor se logra es en las redes sociales”, apuntó.

Como en otros balances en los que Díaz-Canel ha participado desde el mes de febrero, éste señaló la necesidad de una adecuada capacitación de los cuadros de quienes dijo “tienen que tener más sensibilidad con los problemas de la gente”.

En el caso de la Radio y la Televisión, ese cuadro, según el presidente, va a importarle más o menos, si carece de esa sensibilidad, de reflejar en el medio las situaciones por las que atraviesa la cotidianidad del pueblo cubano.

E otro elemento destacado por el mandatario fue a lo que llamó la inquietud revolucionaria y la cultura del detalle. “Que te molesten las cosas que se hacen mal y entonces trates de priorizar que todo tenga una calidad requerida, es lo que necesitamos”, enunció.

El mandatario también señaló el tema de la corrupción como la nota negativa del balance del año del Instituto y llamó a enfrentar este flagelo. Sin embargo, destacó que los programas de buena calidad no se pueden perder como resultado de estos malos controles.

“La manera en la que generemos los contenidos es la que va a dar a base de la calidad que queremos lograr en la Radio y la Televisión, siempre alejada de la banalidad y la vulgaridad”, insistió el gobernante.

La Radio y la Televisión que la gente quiere escuchar

Balance de 2018 del ICRT. Foto: José Manuel Correa/ Granma.

Periodistas, realizadores, directivos, todos concordaron en que ahora más que nunca es el momento de hacer una Radio y una Televisión que la gente, el pueblo, quiera escuchar y ver.

De acuerdo con esto fue debatida la idea que en muchas ocasiones los contenidos son organizados según lo que los medios creen que puede ser lo “óptimo” sin lograr mirar y dialogar con las audiencias.

En tanto, el acercamiento a las investigaciones sociales y de comunicación realizadas en las universidades es otra cuestión de la que no pocos hicieron un llamado. Cómo generar contenidos más realistas y parecidos al pueblo si las investigaciones sociales, muchas realizadas desde centros docentes quedan “engavetadas” y sin una utilidad práctica, fueron las demandas más recurrentes.

Otra de las premisas defendidas consistió en que las necesidades del pueblo y de la comunicación no son las mismas que antes, y es a partir de este punto que resulta primordial extirpar del trabajo de los emisores la unidireccionalidad y centrarse más en el compromiso de los medios con sus públicos.

En esta dirección la gestión de contenidos tiene que estar orientada hacia la participación ciudadana, tal y como expresó la académica y periodista de Radio Rebelde, Zenaida Costales. “Uno de los restos que tiene el ICRT es conquistar a la audiencia, aquella que decide irse para el paquete es porque no encuentra sus historias en contenidos representativos”, analizó.

“Los periodistas ya no somos los dueños de la noticia pero sí podemos ser los que contamos las historias de vida”. Hay que poner esa Cuba no perfecta y contar las historias que tienen su encanto desde la resistencia. O hacemos ese cuento, o no tendremos ni Cuba ni país en la pantalla de la TV o en nuestra Radio”, señaló Costales.

Por otra parte, la periodista Bárbara Betancourt se refirió al tema de la integralidad y del trabajo coordinado entre la Radio y la Televisión en el país. Sobre la inmediatez en el ámbito de las noticias y cómo debe existir una interrelación entre todos los espacios, la periodista reflejó que aun se arrastrara con el problema de repetir un hecho noticioso en toda la parrilla y no ir a una ampliación de ese asunto, o si sucede algún evento de último momento el programa que se encuentra transmitiendo no pueda decir la noticia si no lo hace el informativo cuando llegue la hora de su emisión.

Para el 2019, el ICRT debe enfrentar todas las cuestiones que durante esta reunión de balance fueron debatidas así como cumplir con nuevos objetivos como consolidar el sistema Multimedios e implementar la Política de Gestión de Contenidos que garantice diversidad, coherencia editorial y participación ciudadana.

Por Beatriz Albert Pino/ Tomado de Cubadebate

(Visitado 7 veces, 1 visitas hoy)

Cubadebate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *