Crece el plátano en Colombia

Los vientos del huracán Irma se ensañaron contra las plantaciones de plátano, principalmente las localizadas en los tres municipios de la zona norte de Las Tunas: Puerto Padre, Jesús Menéndez y Manatí.

Miles de plantas cayeron al suelo, y muchas de ellas ya con racimos que prometían. La tristeza invadió el corazón de los productores que habían invertido recursos y mucho tiempo y amor para que la tierra les premiara su esfuerzo.

Todo marchaba bien pero la naturaleza jugó una mala pasada. Vientos de hasta 110 kilómetros por hora, con rachas superiores arrasaron con los cultivos. Sin embargo, a pesar de la tristeza, los campesinos no perdieron tiempo en lamentaciones y echaron a andar para recuperar lo afectado.

Utilizaron las cepas como abono para fertilizar al hijo seguidor que se encargará de ofrecer sus primeros frutos durante el primer semestre del próximo año. Los racimos sazones fueron a placitas y mercados y el resto se empleó como alimento animal.

Otros municipios de la provincia también fueron dañados pero en menor medida. Entre ellos está el territorio de Colombia, en el sur de Las Tunas y donde se localiza el polo viandero Séptimo Congreso.

Allí están sembradas hoy 35 hectáreas de plátano burro que poseen excelentes condiciones y que hoy son fertilizadas. Además se labora para eliminar las malas hierbas que puedan afectar las plantas.

“Luego del paso de Irma se dañaron 2.5 hectáreas de la vianda pero eso no nos doblegó y logramos recuperarla. También teníamos por acá una sequía muy grande y las lluvias del huracán han sido muy beneficiosas y han llenado de vitalidad las plantaciones”, explicó Edilberto González, director del polo.

Hace tres meses de estas tierras salieron quince toneladas de plátanos burros para la venta liberada a la población en placitas, mercados y ferias agrícolas de los municipios de Colombia y Las Tunas.

Asimismo se garantizó el paquete tecnológico y se tienen en cuenta medidas de protección como la rotación de cultivos para mantener la fertilidad de los suelos. Durante el mes de enero se prevé realizar un nuevo corte de racimos para entregar once toneladas que serán comercializadas por Acopio.

“En Las Tunas las más de tres mil hectáreas de plátano que fueron afectadas por Irma ya se recuperaron. Hoy se trabaja para mantener su siembra como parte de la campaña de frío porque es una vianda demandada por la población y muy beneficiosa para la salud humana. También se labora en el impulso de los cultivos de ciclo corto para llevar alimentos como el maíz, la calabaza, el boniato y las hortalizas al plato de tuneros y tuneras”, manifestó Omar Yoel Pérez López, Delegado Provincial de la Agricultura.

En las tierras que hoy ocupa el polo productivo Séptimo Congreso antes señoreaba el marabú. Hoy se trabaja en la preparación de 76 hectáreas para el cultivo de una vianda que ya es tradicional en la comida cubana.

Por Gianny López Brito

(Visited 209 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *