Avanza rehabilitación de la casa insólita de Las Tunas

Casa Insólita de Las Tunas

En julio del 2015 en el llamado Balcón del Oriente Cubano vio la luz la casa insólita de Las Tunas, la primera de su tipo en el país. Pero un año después el inmueble, concebido por el reconocido arquitecto Domingo Alás, cerró sus puertas debido al acelerado deterioro de su infraestructura.

Hoy una brigada de la Empresa de Construcción y Montaje perteneciente al Micons labora para reabrir una parte de la casa durante la próxima temporada veraniega.

“Trabajamos en la reparación del piso exterior y en la impermeabilización del techo para evitar la humedad que hoy señorea en las cinco cámaras de la casa insólita. Para ello contamos con la asignación de cemento blanca, arena, polvo de piedra y otros materiales imprescindibles”, apuntó Yumisleydis Tamayo, jefa de la obra.

Más de 25 mil pesos se recaudaban mensualmente en la casa insólita de Las Tunas, una institución perteneciente a la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos Barbarito Diez.

El inmueble superó las expectativas de quienes lo concibieron al reportar más de 15 mil visitas nacionales y foráneas durante el primer mes de servicio al público.

Casa Insólita de Las Tunas

Casa Insólita de Las Tunas

Su recuperación resulta vital entonces en aras de acercar a grandes y chicos a ciencias como la arquitectura, la física y la matemática, y a la obra de grandes científicos como Pitágoras, Leonardo Da Vinci y Galileo Galilei mediante un verdadero desafío a la gravedad.

Por Gianny López Brito

(Visited 44 times, 1 visits today)

One Response to Avanza rehabilitación de la casa insólita de Las Tunas

  1. esther dice:

    Hasta cuando los tuneros tenemos que soportar indolencias, el propio arquitecto enumeró las indisciplinas cometidas en la contruccion de la Casa Insolita, ¿que medidas adoptaron con Pablito y su gente?,debieron asesorarse antes de malgastar recursos, al parecer esto a nadie le duele,la chapuseria no puede adueñarse del actuar cotidiano del Tunero, hagamos bien cada uno la parte que nos corresponde y la obra será invensible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *