Asalto de vergüenza al centro de marzo

Marzo estaba ofendido de cadenas,

de serpientes nocturnas y sombra mercenaria.

Una traición era puñal hundido

en la inocencia de su espalda.

Los meses desangrados en el martirologio

como raíz de males a marzo señalaban.

Y era que un diez de marzo dos botas insolentes

pasaron sobre el pecho confiado de la Patria.

Había que limpiarle al mes avergonzado

la ignominiosa mancha,

mancha que no se borra

con el jabón y el agua,

sino con sangre pura, con centellas

de coraje y audacia.

Y el día 13 fue el Jordán de marzo.

Una treintena de hombres sin espalda

irrumpió por la puerta de Palacio

–por la caverna de la infamia–

con la rebelde angustia de millones de almas,

con la vergüenza en sus pistolas,

en sus fusiles y granadas.

(Fragmento del Poema del 13 de Marzo, de Jesús Orta Ruiz)

Tomado de: Granma

(Visitado 31 veces, 1 visitas hoy)

Odalys Molina Espinosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *