Arte en las casas

En las calles Jorge Ortiz y Tomás González, del reparto Santo Domingo, en la ciudad de Las Tunas hay vecinas, como Lídice, Xiomara y Maritza, que tienen el privilegio de exhibir en sus hogares obras de arte realizadas por cultivadores del abstraccionismo de talla nacional.

El hecho, admirable de por sí, se debe a la segunda experiencia de la iniciativa denominada “Abstractos en Casa”, perteneciente al Proyecto “La cruzada” que dirige en el llamado Balcón del Oriente Cubano el artista Roberto Reyes Vega.

Se reedita la peculiar exposición por la excelente acogida que tuvo hace un año, por parte de los moradores del reparto donde habita el mencionado pintor. Esta vez se incrementaron, hasta totalizar la veintena, las casas en las que se muestran piezas de abstraccionistas consagrados como Pedro de Oraá, Premio Nacional de Artes Plásticas.

Según explica Reyes Vega, mentor del Proyecto, están involucrados en “Abstractos en Casa” más de veinte pintores de las provincias de Granma, Santiago de Cuba, Camagüey, Cienfuegos, Matanzas, La Habana y, por supuesto, la provincia sede.

De este último territorio participan Alexander Lecusay, José Manuel Mayo, Liusan Cabrera, Miguel Mastrapa, Eliades Ávalo, Leonardo Fuentes, Alexis Roselló, Rogelio Ricardo, David Méndez y Kelmis Montoya.

Arte en las casas Los camagüeyanos asistentes son Alí Nail Gerbole y Joel González, mientras que Matanzas está representada por Gustavo Polanco, residente en Cárdenas, pero tunero de nacimiento.

Por su parte, los granmenses entusiasmados con esta idea son Ramón Cisnero y Manuel Olivera, ambos provenientes de la ciudad del golfo de Guacanayabo, Manzanillo; en tanto, los santiagueros Víctor Manuel Jardines y Luis Manuel Emán se sumaron al proyecto.

Pedro de Oraá, ya mencionado, deviene la honrosa representación habanera en “Abstractos en Casa”, mientras Yanet Martínez, de Cienfuegos, es la única mujer participante. Para su organizador es un gran honor que todos esos colegas se hayan unido a esta experiencia comunitaria.

Orgulloso confiesa que la posibilidad de que personas alejadas del centro urbano de Las Tunas y, por ende, no asiduos a las galerías y circuitos expositivos se hayan sensibilizado con el arte, a partir de que cuadros abstractos se exhiben en sus viviendas se debe al proyecto “La cruzada”.

La voluntad de Roberto ha propiciado que los habitantes de un barrio, considerado como marginal por su ubicación, hayan crecido en espiritualidad. A todas luces es un logro que habla del efecto del arte en el entorno de la comunidad.

(Visited 27 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *