Apuntes post final de la 57SNB

Una nota que escribí en facebook, una vez terminado el séptimo juego entre Leñadores de Las Tunas y Alazanes de Granma, perteneciente a la 57 Serie nacional de béisbol fue: “Las Tunas no perdió, es SUBCAMPEÓN de la pelota cubana”.

Y relacionado con los éxitos alcanzados por los Leñadores es válido reflexionar acerca de la entrega de los refuerzos. En sentido general, todos asumieron un rol importante, pero en el caso de los de Las Tunas demostraron entrega total. Entre ellos, destacan Yunior Paumier y Alexánder Ayala, sencillo y defensor  pelotero que pensó que Las Tunas era su querido Camagüey.

Todos mostraron altruismo, sencillez y humildad, valores que los distinguieron en cada momento y qué decir de sus números y lo que aportaron al conjunto. Cuando ganaban, disfrutaban del triunfo, cuando sufrían algún revés, eran los primeros en sentirlo y hablaban en primera persona, defendiendo los colores de un mismo equipo:

“El pueblo de Las Tunas no tiene que sentirse triste, porque SE jugó una buena pelota, séptimo partido…” –expresó el pitcher de lujo José Ángel García, en entrevista concedida a Aurelio Prieto Alemán. Y más tarde, Ayala aseguró: “Nunca NOS dimos por vencidos, vinimos tres por cero en el noveno inning y supimos pegar el juego, y un lindo partido que llegó a siete juegos…”

Las declaraciones dicen a las claras cuánto de entrega y de sentido de pertenencia hacia el equipo en el cual jugaron. Si tuviera que volver a hablar de ellos no diría más “refuerzos”, sino “leñadores necesarios” para obtener cualquier propósito de Las Tunas.

Todos llegan a sus provincias con el título de Subcampeón. En lo personal, hubiera querido que obtuvieran junto al resto de los nuestros el mayor galardón; sin embargo, al final, ellos nos honraron con su aporte, y eso es mayor que cualquier primer lugar.

(Visitado 67 veces, 1 visitas hoy)

Yoe Hernández González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *