Qué aportó la ciencia a la Tarea Vida en 2018?

En el transcurso del pasado año se concluyeron 23 proyectos investigativos con notables impactos en el plano ambiental, social y económico.

En 2018 tuvo lugar la actualización de los nuevos escenarios de ascenso del nivel del mar en nuestro archipiélago para los años 2050 (27 cm) y 2100 (85 cm). foto: Juan pablo carreras

En 2018 tuvo lugar la actualización de los nuevos escenarios de ascenso del nivel del mar en nuestro archipiélago para los años 2050 (27 cm) y 2100 (85 cm). Foto: Juan Pablo Carreras Vidal

Los resultados científicos alcanzados en el 2018 por las instituciones pertenecientes a la Agencia de Medio Ambiente (AMA), del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente –que enriquecen el rico caudal de conocimientos que sustentan el Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático, conocido como Tarea Vida– suponen beneficios específicos como el fortalecimiento de los sistemas de alerta temprana, vigilancia y monitoreo, y la identificación y diseño de acciones de adaptación al cambio climático de carácter integral y progresivo.

Según informaron a la prensa directivos de la AMA, en el transcurso del pasado año se concluyeron 23 proyectos investigativos con notables impactos en el plano ambiental, social y económico, vinculados básicamente a los programas nacionales de Cambio Climático en Cuba: Impactos, Mitigación y Adaptación, Uso Sostenible de los Componentes de la Diversidad Biológica, y Meteorología y Desarrollo Sostenible.

Figuran, además, los aportes en materia de mantenimiento y recuperación de las playas arenosas, uso eficiente del agua, rescate de las poblaciones de manglares, conservación de los arrecifes de coral, la reforestación de zonas priorizadas, como son las franjas hidrorreguladoras de las cuencas tributarias de las principales bahías; y elevar la percepción del riesgo de desastres en la población.

Igualmente, durante el 2018 se terminaron siete estudios territoriales de Peligro, Vulnerabilidad y Riesgo, entre ellos los denominados Epizootia, en Pinar del Río y Cienfuegos, que constituye una herramienta de suma utilidad para el aumento de la producción pecuaria, el ordenamiento territorial pecuario y la seguridad alimentaria; y Sequía, en Santiago de Cuba.

También tuvo lugar la actualización de los nuevos escenarios de ascenso del nivel del mar en nuestro archipiélago para los años 2050 (27 cm) y 2100 (85 cm), a partir del empleo de un nuevo modelo digital y nuevos softwares de modelación.

El Plan de Estado para el Enfrentamiento al Cambio Climático (Tarea Vida) fue aprobado por el Consejo de Ministros el 25 de abril de 2017 y representa la expresión más abarcadora del compromiso del Gobierno revolucionario de trabajar desde ahora en la protección de las actuales y futuras generaciones de cubanos, frente a las consecuencias del cambio climático. Contempla cinco acciones estratégicas y 11 tareas.

Por Orfilio Peláez

(Visitado 23 veces, 1 visitas hoy)

Periódico Granma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *