Apícolas tuneros rompen record histórico de producción de miel

Los apicultores tuneros tiene razones suficientes para celebrar este fin de año. El pasado mes de noviembre se convirtieron en la primera unidad empresarial de base del país en cumplir su plan productivo, y días más tarde igualaron el registro histórico de producción de miel en el territorio.

A propósito de estos resultados Visión Tunera se entrevistó con Waldo Torres Estoll, quien dirige la UEB Apícola en la provincia.

“El plan para el presente año era de 355 toneladas, después de conseguido pensamos que no nos sería difícil igualar nuestro mejor producción histórica que databa de 1983 y que era de 371.1 ton. En estos momentos hemos acopiado más de 380 toneladas, parte de las cuales ya que se han enviado para la planta de Contramaestre donde se almacena la producción de la zona oriental.”

Segun Waldo la preparación de los apicultores y su capacitación para aplicar nuevas técnicas fue fundamental para el logro de estos resultados.

“Se ha realizado un trabajo muy serio con la capacitción de los 123 productores y en los ocho Mil apiarios con que contamos en Las Tunas. Debemos señalar que al cierre de este mes todos los municipios cumplen su plan, solo restaban los territorios de Manatí y Amancio que se encontraban en plena faena y en pocas horas concluirán sus compromisos, lo que incremetaría las cifras generales de la provincia.”

Por sus propiedades terapéuticas y alto valor nutritivo la miel de abejas es altamente cotizada en el mercado internacional. En Cuba cerca del 90 por ciento de la producción nacional está destinada a la exportación y existen potencialidades para incrementar su presencia en el mercado interno gracias al crecimiento del sector turístico.

“Esta miel posee una calidad superior porque se exporta fundamentalmente al mercado europeo que es muy exigente. Nosotros hemos asumido un sistema integral de gestión, que entre otros aspectos incluye la calidad, pues es un alimento que tiene que tener inocuidad y se trabajan mucho los parámetros de humedad y otros indicadores técnicos.”

Según el directivo de la empresa apícola tunera las características climatológicas del fin de año todavía podrían guardar sorpresas para los apicultores.

“Nos queda todavía el mes de diciembre que es la época de la campanilla blanca, una flor que produce una miel muy clara, transparente y de un sabor peculiar, que la hace muy codiciada. Pensamos obtener unas 50 o 70 toneladas más que se le agregarían al plan”

Interrogado sobre nuevas inversiones en el territorio, Torres Stoll asegura que se planea extender la producción para el 2017.

“A partir de los resultados obtenidos estamos previendo un crecimiento sustancial en los rendimientos por productor. Pero sabemos que no basta con tener buenos apiarios y productores. Nos hemos propuesto entonces incrementar las acciones de reforestación de conjunto con todas las autoridades y organismos en la provincia, pues la foresta es una condición indispensable para el desarrollo de la apicultura.”

“Todavía existen grandes potencialidades con el mangle prieto en las zonas costeras, la siembra de un grupo de plantas como el bejuco indio, las campanillas blanca y morada y algunas plantas maderables, sobre todo de maderas preciosas que son melíferas por naturaleza y constituyen la garantía para seguir creciendo.

Las Tunas es la provincia más deforestada de Cuba y uno de los territorios con menor índice de pecipitaciones, por lo tanto estos resultados también tienen el aval de lograrse en condiciones muy difíciles.

Por Yoe Hernández González

(Visited 9 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *