Abogan en Las Tunas por un manejo “amigable” del marabú

En la Universidad de Las Tunas se gesta un proyecto científico para controlar las zonas infestadas de marabú en la zona centro oriental del país.

El estudio propone, desde un enfoque multidisciplinario, el aprovechamiento de las potencialidades de esta planta para extender su uso como materia prima en la producción de carbón vegetal, barrera viva para la delimitación de terrenos, como fuente de biomasa y planta forrajera para la alimentación de cerdos y varias especies de ganado.

Yoe_marabu02
Aunque el marabú es considerada una especie invasora, ofrece grandes beneficios para la protección de los suelos, sobre todo en aquellos que han sido sometidos a una explotación agrícola intensiva.

Yoe_marabu01Demostrar esta tesis con ensayos que establezcan hasta qué punto estas plantaciones enriquecen el subsuelo facilitando la formación de una nueva capa vegetal y propiciando la aparición de nichos ecológicos, cambiaría la concepción de esta como una plaga, para dar paso a una visión del marabú como fuente de riqueza y diversidad biológica que debe ser explotado con mesura.

Los estudios se centrarán en dos cooperativas ubicadas en la cabecera provincial, la CSS “Eliseo Reyes” y la UBPC “Calixto Sarduy”, y persiguen el objetivo de familiarizar a los productores con los preceptos de la agricultura de conservación y la aplicación de técnicas agroecológicas.

Yoe_marabu_lauraSegún la Doctora en Ciencias del Suelo y Profesora de la Universidad de Las Tunas, Santa Laura Leyva Rodríguez, lo más difícil es cambiar la mentalidad de los campesinos a la hora de enfrentar el manejo de esta planta.

“A parte de que este proyecto tiene un gran componente científico los resultados tienen que ser extendidos, generalizados a gran escala, en ese sentido nos vamos a apoyar en el Programa de Innovación Agrícola Local (PIAL) y en el proyecto BIOMAS Cuba que ya tienen un trabajo exitoso en esta área del manejo del marabú”.

El proyecto vincula a profesores y especialistas de las universidades de Camagüey y Las Tunas con experiencia en el trabajo de conservación de los suelos y plantas invasoras, además es auspiciado por investigadores belgas.

El Profesor Stefaan De Neve de la Universidad de Gante, confiesa que, aunque es su primera vez como investigador del marabú cuenta con experiencia en otras ramas afines y proyectos desarrollados en la provincia de Villa Clara.

Yoe_marabu_stefan

Stefaan De Neve, Profesor de la Universidad de Gante Bélgica.

“El tema nos resulta novedoso porque intenta resolver un dilema relacionado con el suelo y su uso en la agricultura, como es el caso de las plantaciones de marabú, que en Cuba es considerado un problema grave.”

“De modo que en la primera etapa abogamos para liberar las áreas infestadas en aras de lograr mejores cosechas. Intentaremos investigar los usos potenciales del marabú y su utilidad para los campesinos cubanos, y así potenciar también la producción de leche y carne. Creo que lo más provechoso en este sentido es resolver este problema asegurando al mismo tiempo un manejo agrícola ecológico y estamos satisfechos de ser parte de este objetivo.”

Campesinos tuneros aprenden sobre el manejo "amigable" del marabú.

Campesinos tuneros aprenden sobre el manejo “amigable” del marabú.

Las provincias de Camagüey, Granma y Las Tunas son las más afectadas por el marabú. Solamente en el municipio cabecera más de 25 mil hectáreas se encuentran invadidas lo que corresponde al 30 por ciento de su superficie cultivable.

Convertir y utilizar las áreas infestadas en biomasa es el primer paso para recuperar estas tierras y ponerlas al servicio de la producción de alimentos de forma sostenible.

(Visited 100 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *