Impacto del bloqueo estadounidense perjudica la salud pública cubana

Los servicios médicos de la provincia de Las Tunas se ven afectados por el impacto del bloqueo estadounidense. En el territorio las limitaciones se extienden a todas las áreas de salud, pero inciden en particular, en los servicios de Cirugía, Quimioterapia, Rehabilitación, Oftalmología, Genética médica y Laboratorio clínico.

Las limitaciones causadas por la aplicación de este flagelo son disímiles. Las más trascendentes están dadas por las dificultades para adquirir algunos productos estadounidenses en el mercado internacional. Tales como piezas de repuesto para equipos de diagnóstico y tratamiento, reactivos, medicamentos, instrumental médico, y otros insumos imprescindibles para ofrecer atención médica a todos los cubanos.

En la cotidianidad el colectivo de especialistas del laboratorio del Policlínico Doctor Gustavo Aldereguía Lima de la ciudad de Las Tunas, sufre el impacto de esta fallida política. Más de 600 exámenes diarios se realizan en el laboratorio de esta institución de la salud a pacientes del área y a otros que acuden hasta allí.

Sin embargo, debido a la baja cobertura de reactivos e insumos se ve afectado parte de este servicio de atención primaria a la salud tan sensible, a causa del bloqueo impuesto por más de medio siglo a nuestro país.

“Actualmente estamos por debajo de los 12 mil exámenes porque nos falta además del reactivo, los insumos como láminas y pipetas. El bloqueo es criminal, repercute directamente en los pacientes sobre todo en los más vulnerables, aquellos que necesitan diagnósticos de oncología, nefrología y reumatología, entre otros”, afirma la MSc Julia Díaz, jefa del Departamento de Laboratorio Clínico.

El Programa Materno Infantil (PAMI) también se ve limitado en gran medida, añade Adelquis Ochoa, microbiólogo del centro. “La falta de reactivos para detectar las micoplasmas y clamidias del primer al tercer trimestre en las gestantes es de las principales afectaciones, tenemos muchas embarazas”, concluyo el especialista.

La injusta política endurecida actualmente por la administración del presidente Donald Trump, eleva cada año los perjuicios en esta rama causando pérdidas millonarias. Aun así, el país ofrece estos servicios de manera gratuita y garantiza la formación de miles de profesionales del sector.

(Visitado 20 veces, 1 visitas hoy)

Liliana Guerra Abad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *