Opciones de recreación para los educadores tuneros

A pocos metros de la playa La Boca, en el litoral norte de Las Tunas los educadores y sus familias disfrutan de un merecido descanso, tras un curso escolar favorable.

La calor no amilana a los trabajadores del sector laboran en esas instalaciones y les aseguran  los avituallamientos, la comida y el transporte  para su esparcimiento.

El director Provincial de Educación, Nilser Piñeda Cruz, dijo que están creadas las condiciones para el disfrute alrededor 13 000 docentes y sus familiares. “Esta propuesta que se implementa hace varios años incluye 13 villas, ubicadas en el norte tunero y en el sureño municipio de Amancio”.

 Yoandra Góngora,  Alexis Torres y Maisa Rodríguez son algunos de los vacacionistas del sector educacional que estaban en las villas recorridas por  un equipo reporteril de TunasVision. En declaraciones  a este sitio web,  ellos refieren que es una idea muy buena convertir en estos meses de julio y agosto,  las escuelas que están cercanas a las playas en estas villas.

Otros comentaron  que después de todo un periodo lectivo tan agotador tres o cuatros días de esparcimiento sin duda alguna contribuían a iniciar el próximo periodo lectivo con nuevos ánimos.

“La estancia  está respaldada por variadas ofertas recreativas y gastronómicas, independientes del servicio de desayuno, merienda, almuerzo y comida, con precios asequibles al salario del gremio”. Comentó Julio Esquivel hijo de un educador tunero

Carlos Manuel Velázquez, director de la villa ubicada en la escuela primaria José López Trevín, en playa La Boca, explicó que ya recibió más de 5 rotaciones  de docentes  sobresalientes durante el curso 2017-2018. “Aquí se  habilitaron ocho locales con literas para facilitar la participación de la familia en la estimulación del maestro u obrero de apoyo al proceso docente-educativo”.

Carlos Manuel Velázquez, Director de la Villa ubicada en la escuela José López Trevín
Carlos Manuel Velázquez, Director de la Villa ubicada en la escuela José López Trevín.

También aseveró que “este colectivo integrado por 8 trabajadores del sector desde que amanece realizamos el autofocal, limpiamos toda el área y preparamos todo lo necesario para que los vacacionistas estén lo más cómodo posible”.

Los seminternados Camilo Cienfuegos Gorriarán, Josefa Agüero de la Fuente y Manuel Ascunce Domenech son otros de los 12 planteles de Puerto Padre que, durante julio y agosto, también funcionan como villas de verano.

Por Yelenis Fernández García

(Visitado 26 veces, 1 visitas hoy)

Yelenis Fernández García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *