El hoy y el ayer de un parque amado

Paso a paso las tuneras y los tuneros, amantes de nuestro patrimonio, hemos seguido la rehabilitación que se realiza en el parque Maceo, como parte de las labores acometidas en Las Tunas en saludo al aniversario 65 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo.

La colocación de losas de mármol en el piso, una nueva concepción de las jardineras y el realce de la base de algunas de las estatuas, todo respetando el diseño original de este sitio, resaltan entre las principales acciones ejecutadas.

A medida que se embellece el lugar concebido para el descanso y el esparcimiento, resulta oportuno acercarnos a su historia, quizás desconocida para muchos.

Como resultado del protagonismo de la comarca tunera en las guerras de independencia decimonónicas, en las que incluso, la ciudad fue incendiada en más de una ocasión, el siglo XX fue recibido por los lugareños en una localidad totalmente en ruinas.

Por ello, en las primeras décadas de esa centuria, cuando comenzaron a levantarse nuevas plazas, esta denominada en sus inicios Cristina, era apenas un solar yermo. Con el transcurso de los años, tanto en la república como en la etapa post-revolucionaria, fue convirtiéndose paulatinamente en el parque Maceo que conocemos hoy.

Ahora renace para bien y todos agradecemos el empeño de tornarlo más agradable en pos del disfrute colectivo. Cuidarlo, para las generaciones futuras, ha de ser un compromiso de quienes lo consideramos uno de nuestros parques más amados.

previous arrow
next arrow
En los inicios del siglo XX
Slider

(Visited 63 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *