Evo Morales llega a La Habana: “Las relaciones Cuba-Bolivia son de mucha esperanza para ambos pueblos”

El presidente de Bolivia, Evo Morales, quien comienza hoy una visita oficial a Cuba, ratificó en el apoyo y la solidaridad de su país a la nación caribeña. A su llegada a La Habana cercana la medianoche de este domingo, el mandatario envió un saludo al recién electo presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y comentó que la mayor de las Antillas ha hecho mucho en favor de la humanidad.

En declaraciones a la prensa, Morales recordó que las relaciones entre los dos países son muy buenas, “de mucha confianza, pero también de mucha esperanza para ambos pueblos”.

De acuerdo con el visitante, su estadía en la Isla permitirá avanzar en proyectos impulsados por los líderes revolucionarios cubanos Fidel Castro y Raúl Castro para beneficio de América Latina y el mundo.

La agenda de Morales en La Habana incluye reuniones con las máximas autoridades del país, entre ellas Díaz-Canel.

Según lo anunciado, esta jornada el mandatario suramericano colocará una ofrenda floral al Héroe Nacional de Cuba, José Martí, y a continuación tendrán lugar el recibimiento y las conversaciones oficiales con su homólogo cubano.

En horas de la tarde se prevé un recorrido por las instalaciones del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, en La Habana.

Morales es el segundo mandatario que visita Cuba desde que el pasado día 19 Díaz-Canel fuese electo presidente de los consejos de Estado y de Ministros en sustitución de Raúl Castro.

El líder revolucionario, quien la semana pasada culminó su segundo período como jefe de Estado y de Gobierno de la nación caribeña, continuará como primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba hasta 2021.

Biografía del presidente de Bolivia

Declaraciones a la prensa de Evo Morales, presidente de Bolivia, en el Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana, el 22 de abril de 2018.
ACN FOTO/Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZ/

Evo Morales Ayma nació el 26 de octubre de 1959, en Isallavi, cantón Orinoca, muy cerca al lago Poopó de Oruro. Desciende de una familia aymara, nación indígena que tiene como pilares fundamentales en la formación de toda persona, tres palabras sabias: ama sua (no seas ladrón), ama quella (no seas flojo) y ama llulla (no seas mentiroso).

Evo desde niño trabajó en tareas agrícolas y era el encargado de cuidar a su rebaño de llamas. Para realizar estudios, trabajó de ladrillero, panadero y trompetero, también mostró sus dotes de buen futbolista. Cursó el ciclo medio en el colegio Beltrán Ávila de Oruro. Su formación posterior estuvo delineada –como él mismo lo señala– en “la universidad de la vida”.

En 1982, el altiplano boliviano sufrió una de las mayores sequías de toda su historia, que obligó a miles de familias como los Morales Ayma a buscar nuevas tierras. Migraron hacia el Chapare (Cochabamba).

En 1983, lo nombran, en su sindicato, Secretario de Deportes. Fue su primer cargo sindical; ascendió rápidamente de cargo: en 1985 fue nombrado Secretario General de su sindicato. Desde 1988, es secretario ejecutivo de la Federación del Trópico de Cochabamba y desde 1996 ejerce el papel de Presidente del Comité de Coordinación de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba.

En 1997, fue elegido diputado uninominal –con una mayoría aplastante de votos– por la circunscripción 27 del Chapare; sin embargo, en enero del 2002, los partidos neoliberales lo expulsaron del Congreso Nacional.

En las elecciones generales de junio del 2002, el Movimiento al Socialismo (MAS), liderado por Evo rompe con todas las estructuras partidarias de Bolivia, al lograr el apoyo de 581 mil 884 votos y la obtención de 36 congresistas, expresión viva de la Bolivia multicultural y pluriétnica.

Desde las elecciones municipales de diciembre del 2004, el MAS se convirtió en la primera fuerza política del país. A Evo Morales Ayma no solo le acusaron de “terrorista”, “guerrillero” o “narcotraficante”, sino que se desató una campaña de satanización, criminalización y penalización a los movimientos sociales en su conjunto.

A pesar de esa sucia campaña no pudieron con el líder boliviano. A partir de las elecciones del 18 de diciembre del 2005, Evo rompió con todas las proyecciones políticas al vencer con el 53,7 por ciento de los votos y convertirse en el primer Presidente indígena de Bolivia y América Latina.

El canciller cubano Bruno Rodríguez ministro de Relaciones recibió a
Evo Morales, presidente de Bolivia, en el Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana, el 22 de abril de 2018.
Foto: Marcelino Vázquez/ ACN.

(Con información de Prensa Latina)

(Visited 6 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *