En un accidente se va la vida

 

Desde hace algunas noches el Noticiero Estelar de la Televisión Cubana reitera en sus emisiones la ocurrencia de lamentables accidentes del tránsito en muchas zonas del país. Las imágenes muestran los daños materiales y las decenas de lesionados en los hospitales, así como la información de varios fallecidos.

Datos oficiales revelan que en todo el orbe más de 1,25 millones de seres humanos pierden la vida debido a uno de estos lamentables hechos y entre 20 y 50 millones sufren traumatismos no mortales.

Resulta  imprescindible resaltar que la mayor parte de los fallecidos son jóvenes lo cual se convierte en un dato realmente triste. Cuba no está exenta del flagelo y según informaron autoridades de la Dirección Nacional de Tránsito durante los últimos cinco años en el país se produjeron más de 56 mil 600 accidentes, con un saldo de 3 mil 696 fallecidos y más de 41 mil 100 lesionados.

accidenteEn el caso de Las Tunas, según informaron fuentes de la Unidad Provincial de Tránsito, durante el año 2017 se reportaron 418 colisiones más que en el calendario precedente.

Las cifras reportan además un crecimiento en 77 lesionados aunque sí disminuyeron la cantidad de muertes. Asimismo la Comisión Provincial de Seguridad Vial informó que en el primer trimestre del 2018 se incrementan los accidentes del tránsito y una de las causas es el deterioro de las vías, a pesar de los esfuerzos por mejorar algunas de ellas.

Otras razones que provocan los lamentables hechos son la poca percepción de riesgo, la ingestión de bebidas alcohólicas, no prestarle la debida atención al volante y la existencia de un parque vehicular muy antiguo.

A lo anterior se suma que los peatones no respetan lo legislado y en reiteradas ocasiones violan todo lo establecido por la Ley 109 del Código de Vialidad y Tránsito. Muchos de ellos no miran a los lados antes de cruzar las calles y avenidas y no respetan las señales ni los semáforos.

Muchas son las medidas para disminuir los accidentes del tránsito como los exámenes de alcoholemia, la imposición de multas a los infractores, el reordenamiento de señales del tránsito y las inspecciones a los vehículos, pero sin dudas las alternativas no son suficientes.

Se necesita que choferes y peatones tengan más responsabilidad cuando transitan por calles y carreteras. Y es que un solo paso en falso puede poner fin a una o varias vidas.

(Visitado 74 veces, 1 visitas hoy)

Gianny López Brito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *