Una vivienda decorosa

Una casa digna: esa es la meta propuesta por 38 familias que levantan su vivienda en el municipio de Amancio. Se trata de un Polo Constructivo, ubicado cerca de la carretera que une a la cabecera local con el poblado de Guayabal.

Luego de un estudio minucioso de cada caso, con el apoyo de la Dirección de Trabajo y Seguridad Social, varios grupos poblacionales fueron beneficiados. Derrumbes totales de los eventos meteorológicos Ike y Paloma; afectados por el huracán Irma, casos críticos y sociales, maestros y una joven de la Casa de Niños sin Amparo Familiar que ya cumple la mayoría de edad, son algunos de los protegidos en esta primera etapa.

Pero lo que distingue a estos valientes, es que son dueños absolutos del momento. Lo mismo podemos verlos deshierbando, abriendo zanjas, cargando bloques, paleando para hacer mezclas; en fin, son protagonistas y fieles veladores de cada acción a favor de su futura morada.

Patrocinado por Mantenimiento Constructivo, las casas están diseñadas para 2 y 3 habitaciones, según la cantidad de integrantes. La metodología a seguir exige la técnica de mampuesto, pero con bloques y cubierta ligera. Algunas de ellas comenzaron a levantarse a partir de una plataforma que ya existía en el lugar. En el reparto José Martí en Guayabal se prevén 14 moradas; en estos momentos ya se iniciaron las excavaciones del terreno.

La licenciada Genoveva González, al frente del sistema de la vivienda en el municipio, dijo que, paralelo a la terminación de las edificaciones planificadas, en el diseño se incluye  la apertura de una carretera, la rehabilitación de un local adaptado donde ya conviven varias familias, así como un parque infantil y un local para la venta de alimentos ligeros. También destacó el impulso del polo constructivo, así como la motivación de aquellas personas que allí vivirán en próximos meses. Además, manifestó que concluidas las casas, se realizará una tasación de las mismas para decidir el valor a pagar. Pero ninguna excederá los 3 mil pesos en moneda nacional.

Los materiales empleados son de producción local desde la base  para esto fines que opera en este sureño municipio tunero. Hoy se elaboran bloques, piso y muro; y próximamente comenzarán a producir baldosas de granito para lo cual ya iniciaron las primeras pruebas.

Lograr el cambio de imagen y un ambiente más citadino es el propósito de aquellos que buscan cambios a favor de los más necesitados.

El fondo habitacional en esta sureña localidad tunera clasifica como regular, por lo que las proyecciones futuras muestran más desarrollo con respecto a un programa que define, en gran medida, la calidad de vida de las personas. Con estos fines, los especialistas en el tema ya tienen identificada un área para aquellos individuos que deseen construir por esfuerzo propio.

Tras el paso del huracán Irma por el territorio nacional, en Amancio se afectaron 166 viviendas; de ellas 97 tuvieron solución a corto plazo. Fueron entregados, además, 14 subsidios, unos con 90 mil pesos y las rehabilitaciones con 54 mil.

Una vez más la visión de Fidel en “La historia me absolverá” es un hecho: “En Cuba hay piedras suficientes y brazos de sobra para hacerle a cada familia cubana una vivienda decorosa”.

Por Bárbara Borrás

(Visitado 34 veces, 1 visitas hoy)

Yelenis Fernández García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *