Adiós a dos grandes de la música tunera

Los acordes del Himno del 26 de Julio, cual idóneo adiós para un revolucionario cabal, despidieron por las calles de la ciudad de Las Tunas a Cristino Márquez Reyes. Fue este un hombre cuya impronta se inscribe en el ámbito de la música, fundamentalmente la perteneciente al género de concierto.

La distinción por la Cultura Nacional, la de Cien Maestros más destacados del siglo XX, la de Artista de Mérito de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC, organización de que fuera su primer presidente en Las Tunas, la orden Maestro de Juventudes y otros muchos reconocimientos se inscriben en su quehacer.

Perteneciente a una familia musical, cuyo patriarca Lorenzo Justiniano Márquez, progenitor de Cristino, inculcó en sus vástagos el amor por el ámbito de las melodías y los pentagramas, Márquez Reyes nació el 26 de septiembre de 1940 y desde la década del 50 del pasado siglo inició estudios de trompeta.

En su juventud integró orquestas como la Miramar y después del triunfo de 1959, fue fundador de la enseñanza artística en territorio tunero y director de la banda de conciertos. Su labor de artista y docente de la cultura rebasó los límites del país y llegó a tierras africanas y hasta Haití, donde hoy existe una escuela de música que lleva su nombre.

Su hijo Cristino Márquez Jr., actual director de la Banda provincial de Conciertos, expresa que el legado de su padre se encuentra hoy en la propia agrupación que lidera, en la Escuela de Arte “El Cucalambé”, en el Centro de la Música Barbarito Diez, en el Coro Euterpe y en la orquesta Eclipse, por solo citar algunos ejemplos.

Por su parte Víctor Marrero Zaldívar, historiador de la ciudad de Las Tunas, comenta que Cristino es de esos seres llamados hombres luz que iluminan a las generaciones que le suceden. Este creador internacionalista con hijos, nietos y sobrinos que incursionan en el mundo musical e irradian su arte al país y al mundo, seguirá viviendo en sus descendientes y en sus alumnos.

De igual manera lo hará otro grande de la música tunera, el cantante y músico Jorge Crespo, inolvidable miembro del Conjunto Original Cucalambé, quien falleciera ayer también en esta ciudad del oriente cubano y permanecerá en el recuerdo de los tuneros como un ferviente promotor cultural y defensor de la identidad campesina. Para él también la evocación agradecida de sus coterráneos.

 

Por Anybis Labarta García

 

(Visited 426 times, 1 visits today)

Entradas Relacionadas:

2 Responses to Adiós a dos grandes de la música tunera

  1. Leonardo Montero soto dice:

    Dos figuras emblemática de la cultura tunera, sus legados perdurará para siempre en las futuras generaciones , así cómo para nuestro pueblo tunero . Gloria eterna y que EPD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *